Suministro interminable de ajo: jardineros expertos comparten sus secretos

Aprenda estrategias sencillas para cultivar ajo fresco en casa, asegurándose de tener siempre este ingrediente esencial para sus creaciones culinarias y beneficios para la salud.

Ajo: un alimento básico en la cocina y la salud italiana
El ajo es conocido no sólo por su papel crucial en platos sabrosos sino también por sus beneficios para la salud. Actúa como un antibiótico natural gracias a la alicina y estimula el sistema inmunológico con su rico contenido en minerales, como zinc, manganeso, yodo, hierro y magnesio.

Cultivo de ajo en su jardín
Para quienes tienen acceso a espacios al aire libre, establecer un pequeño jardín de ajo garantiza un suministro constante en el hogar. Plantar en otoño es ideal para una cosecha de verano. Es recomendable obtener el ajo para plantar en viveros especializados, plantar con la punta hacia arriba y mantener un riego moderado y constante durante todo el año.

Jardinería de ajo en interiores simplificada
Si el espacio exterior es limitado, cultivar ajo en interiores es una opción viable. Necesitará un recipiente (como un bote viejo de yogur o margarina), un poco de tierra y dientes de ajo. Asegúrese de que su recipiente tenga orificios de drenaje en el fondo, agregue una capa poco profunda de tierra y plante los dientes boca arriba sin pelarlos. Cubra con más tierra, aproximadamente a una pulgada de profundidad.

Cuide su ajo de interior
Coloque el recipiente en un área soleada de su casa y riéguelo regularmente. Recorte las flores que parezcan mantener la energía de la planta concentrada en desarrollar bulbos de ajo robustos.

Siguiendo estos consejos podrás disfrutar del fruto de tu trabajo el próximo verano, con plantas de ajo robustas que enriquecerán tanto tus platos como tu salud.

Copy