Las orquídeas se encuentran entre las plantas más fascinantes y mágicas para cultivar en casa. No solo por su belleza, sino también porque son capaces de crecer de muchas maneras diferentes, ¡algunas de las cuales son muy originales!

Entre ellos encontramos el método del vapor: esta técnica permite que las raíces de la planta crezcan muy rápidamente y sobre todo sanas y fuertes. Veamos qué es.

Cultivo de orquídeas con el método del vapor

Con este método, las flores florecerán mucho más hermosas y en “forma”. Primero necesitarás usar ajo en polvo. Así es, este producto contiene tantas vitaminas y nutrientes que son absolutamente excelentes para el crecimiento de las plantas.

Use una cucharadita de esta sustancia y luego vierta agua hirviendo en ella. Ahora vierta la mezcla en un vaporizador, asegurándose antes de filtrarla correctamente (use gasa o paño). Hay que añadir, pues, medio litro de agua.

Comience a rociarlo en las hojas de una planta de orquídea y en las raíces para asegurarse de que pueda crecer muy sano y fuerte y pueda combatir el ataque de insectos y diversas plagas. El ajo también ayudará a la planta a asentarse más fácilmente en el nuevo “hogar” que vamos a realizar.

En este punto utilizamos una botella de plástico vacía y comenzamos a cortar la parte de la tapa, hasta unos diez centímetros. En este punto, trabajando en esta pieza cortada (que tiene forma de embudo), haremos varios agujeros justo encima de la abertura donde iría la tapa.

Conclusión del procedimiento

En este punto no tendremos que hacer nada más que colocar nuestro “embudo” perforado en la otra mitad de la botella y sobre todo tendremos que colocar la planta dentro (asegúrate antes de retirar las raíces secas).

Ahora usemos algunas piezas de poliestireno para llenar los espacios. Llenamos la otra media botella con agua y nos colocamos en el embudo con la planta. El agua tendrá que tocar solo parcialmente las raíces: colocamos todo en un área brillante y regamos abundantemente.

Una vez que las raíces están bien crecidas, y han utilizado los agujeros hechos previamente para “salir”, puedes transferirlo a un recipiente más grande, lo que te permite dar rienda suelta al crecimiento de la planta. Notarás que las orquídeas estarán sanas, frescas, exuberantes y con flores muy coloridas.

Sigue las instrucciones del siguiente vídeo para seguir mejor la técnica de cultivo al vapor: ¡seguro que te sorprenderás!

Copy