Pintura a la sal: ¡el único remedio superpoderoso contra el moho!

El moho , además de ser especialmente peligroso, también resulta muy molesto Estos últimos, de hecho, pueden atacar prácticamente cualquier objeto y alimento. Si aparece en las paredes de tu casa, entonces es recomendable actuar con prontitud y concretamente. Una de las soluciones más adecuadas es utilizar pintura a la sal , un producto increíblemente eficaz. Veámoslo en detalle.

Pintura a la sal: ¿que es?

Cuando hablamos de pintura a la sal nos referimos a un producto específico para combatir y prevenir el moho y los hongos en el hogar. Muchos ya sabrán que existen en el mercado productos químicos diseñados para este fin, pero muy a menudo resultan nocivos o demasiado agresivos. La pintura con sal, en cambio, es ecosostenible y mucho menos tóxica. Si bien es necesario protegernos, especialmente en invierno, de estos microorganismos nocivos, por otro es necesario evitar dañar el planeta y nuestra salud de otras formas.

¿Pero de qué se trata realmente? Esta pintura no es más que una solución salina que se aplica a las superficies de las paredes. Su principal acción deriva de las propiedades de la sal, elemento especialmente deshidratante , que previene así la formación de hongos y moho y también previene su crecimiento, si ya estuvieran presentes. Además, las propiedades antimicrobianas también previenen la formación de muchos otros elementos nocivos, como diversas especies de bacterias .

Aunque hemos hablado de superficies de paredes, sería mejor aclarar más. La pintura a la sal se puede aplicar en techos, paredes e incluso alfombras . De hecho, al ser poco agresiva y ecológica, es especialmente adecuada para este fin y, además, no emite ningún olor, como ocurre con la pintura tradicional. También destacamos lo resistente que es a los líquidos: basta pensar en que se puede aplicar sin necesidad de retoques incluso durante varios años.

como aplicarlo

Lo único que debemos hacer es pasarlo por las superficies identificadas para aplicarlo fácilmente. Esto creará una especie de barrera para evitar la penetración de diversos mohos y hongos. No es un producto muy agresivo, por lo que no obtendremos resultados muy significativos si ya hay moho presente: antes de aplicar la pintura, sería aconsejable en este caso eliminar cuidadosamente todo el moho. La superficie afectada siempre debe limpiarse adecuadamente primero. Una vez realizada la operación se debe dejar secar unas horas y, si es necesario, volver a trabajarlo.

Copy