Los cerezos son árboles frutales icónicos que aportan una belleza y un sabor incomparables a nuestros jardines.

Si eres un amante de las frutas y quieres cultivar tus propias cerezas en casa, ¡este artículo es para ti!

Analizaremos en profundidad el proceso de plantar y cultivar un cerezo, compartiendo consejos, técnicas e información valiosa para ayudarlo a tener éxito.

Aprenderá sobre las mejores prácticas para elegir un cerezo, prepararlo para plantarlo, cuidarlo y protegerlo de enfermedades y plagas.

LEE: Plantar peonías: los secretos para cultivar y cuidar con éxito las peonías en tu jardín

¡Así que prepárate para ensuciarte las manos y disfrutar de los frutos de tu trabajo!

1. Elige el cerezo adecuado para tu jardín

Elegir el cerezo perfecto para su jardín depende de varios factores, incluido el tamaño de su espacio, el clima y sus gustos personales y preferencias de apariencia.

Hay dos tipos principales de cerezos: los cerezos dulces ( Prunus avium ) y los cerezos amargos ( Prunus cerasus ). Los cerezos dulces producen frutos dulces y generalmente se cultivan para el consumo humano, mientras que los cerezos agrios se usan con más frecuencia para cocinar y hornear.

Los cerezos dulces son generalmente más altos que los cerezos amargos, alcanzando a menudo una altura de 6 a 10 m. También necesitan un clima más cálido para dar buenos frutos. Las variedades populares de cerezos dulces incluyen los famosos ‘Bing’, ‘Rabbits’, ‘Rainier’ y ‘Sweetheart’.

Los cerezos amargos , por otro lado, son árboles más pequeños, que suelen alcanzar una altura de 4 a 12 m. Son más tolerantes al frío y se pueden cultivar en regiones más al norte. Las variedades conocidas de cerezos amargos incluyen ‘Montmorency’, ‘Morello’ y ‘North Star’.

Una vez que haya decidido el tipo de cerezo adecuado para su jardín, considere la polinización. Algunos cerezos son autofértiles y pueden producir frutos sin otro árbol polinizador cerca. Otros cerezos necesitan un árbol polinizador compatible para producir fruta. Lea atentamente la información proporcionada por el vivero o el proveedor de plántulas para elegir los árboles apropiados.

2. Cuándo y cómo plantar un cerezo

El mejor momento para plantar un cerezo es en otoño o primavera, cuando el suelo está húmedo y las temperaturas son suaves.

Esto le da tiempo al árbol para establecerse y desarrollar un sistema de raíces fuerte antes de las estaciones cálidas y secas. Estos son los pasos a seguir para plantar un cerezo:

  1. Elija un lugar soleado  : los cerezos necesitan mucho sol para crecer bien. Elija un sitio de plantación que reciba al menos 6 horas de luz solar directa por día.
  2. Prepare el suelo  : los cerezos prefieren suelos bien drenados, fértiles y ligeramente ácidos (pH 6,0-6,5). Si su suelo es pesado y arcilloso, puede mejorarlo agregando compost, turba y arena gruesa.
  3. Cavar un hoyo de plantación  : El hoyo debe ser dos veces más ancho que el cepellón y un poco más profundo. Coloque el cerezo en el hoyo de modo que la línea de injerto (la unión entre el patrón y la variedad fructífera) esté a una pulgada por encima del nivel del suelo.
  4. Llene el hoyo y riegue a fondo  : llene el hoyo con la mezcla de tierra preparada, apisonando ligeramente para eliminar las bolsas de aire. Riegue bien el árbol para que el agua llegue a las raíces y elimine las bolsas de aire restantes.
  5. Cubra y proteja  : aplique una capa de mantillo (como astillas de madera u hojas trituradas) alrededor de la base del árbol para ayudar a retener la humedad y evitar el crecimiento de malezas. Coloca una estaca o estaca para sostener el árbol y proteger su tronco de los fuertes vientos y animales.

3. Mantenimiento y cuidado del cerezo

Un cerezo bien mantenido es esencial para asegurar una cosecha abundante y un crecimiento saludable.

Estos son algunos consejos para el cuidado de su cerezo:

  • Riego  : Los cerezos jóvenes necesitan riego regular para establecer un sistema de raíces fuerte. Riégalos semanalmente durante el primer año, ajustando la frecuencia según las condiciones climáticas. Una vez establecidos, los cerezos pueden tolerar períodos secos, pero se recomienda regar regularmente durante los períodos secos para asegurar una cosecha abundante.
  • Fertilización  : Los cerezos se benefician de la fertilización anual para apoyar el crecimiento y la producción de frutos. Aplique un fertilizante balanceado (como un 10-10-10) a principios de la primavera, antes de que el árbol comience a florecer.
  • Poda  : la poda de los cerezos es esencial para mantener una forma equilibrada, fomentar la fructificación y prevenir enfermedades. Pode los cerezos en invierno, cuando estén inactivos, eliminando las ramas muertas, enfermas o cruzadas. También entresaque las ramas para permitir una buena circulación de aire y la penetración de la luz.
  • Protección contra plagas y enfermedades  : Los cerezos pueden ser susceptibles a diversas plagas y enfermedades, como pulgón, araña roja, monilia y gomosis. Inspeccione regularmente su árbol en busca de signos de problemas y trátelos de inmediato con métodos biológicos o químicos apropiados.

Siguiendo estos consejos y técnicas, estará bien equipado para plantar, cultivar y mantener un cerezo en su jardín. El resultado ? Un hermoso y productivo árbol que te brindará deliciosas cerezas por muchos años. ¡Así que no esperes más, elige tu cerezo ideal y empieza a plantar hoy mismo!

Copy