Experimente el poder de difuminar quemando solo una hoja de salvia en el interior. En menos de cinco minutos notarás sus efectos. El difuminado, una técnica centenaria practicada por expertos en plantas, hogar y bienestar, consiste en quemar hojas de plantas para lograr efectos notables.

Para empezar, simplemente ata las hojas de salvia y enciende un extremo con un encendedor. Asegúrese de colocarlo sobre una superficie ignífuga para evitar riesgos. A medida que la salvia se quema, libera su aroma y propiedades beneficiosas, purificando el aire e infundiendo energía positiva en todo el hogar.

El smushing, que se realiza quemando hojas secas para producir humo limpiador, tiene como objetivo purificar el aire, limpiar traumas y aliviar el estrés y la ansiedad. También se sabe que mejora la concentración y el estado de ánimo general. Muchos incorporan el smaging en sus rutinas de meditación o relajación, basándose en antiguas tradiciones chamánicas e indígenas.

Es fundamental priorizar su bienestar, especialmente en entornos donde la calidad del aire puede afectar la salud. Investigaciones, como la publicada en el “Journal of Ethnopharmacology”, respaldan la eficacia del smudging, revelando su capacidad para eliminar hasta el 94% de las bacterias en el aire.

Copy